Dom. Jul 14th, 2024

La selección absoluta masculina consiguió su objetivo: clasificarse para los Juegos Olímpicos de París. Y lo hizo tras quedar primero en la fase de grupos y vencer a Irlanda en las semifinales del preolímpico de Valencia. Los jugadores de Max Caldas controlaron desde el principio el encuentro y dos goles en el tercer cuarto le dieron el pase para competir en la cita olímpica. El domingo, a las 18:00, jugará la final del torneo contra el ganador del Bélgica-Corea que comienza a las 15:30.

Con un campo más mojado de lo habitual por la incesante lluvia que cayó en Valencia desde dos horas antes del inicio del partido, España e Irlanda empezaron condicionados por el premio que se jugaban. Se repartía la posesión de la bola y las llegadas al área en los primeros diez minutos. A partir de ahí, los RedSticks pusieron una marcha atrás y crearon las primeras tres ocasiones de gol, pero el marcador no se movió en el primer cuarto.

El segundo periodo empezó con un primer Penalti Córner para los irlandeses saldado con una buena parada de Luis Calzado. Los RedSticks tenían más posesión, se jugaba más en campo irlandés y buscaban entrar al área rival por las bandas, con varios flicks diagonales, ya que por el centro se hacía más complicado. Recuperaba pronto, pisaba área, no tenía dudas en defensa y el juego era bueno. Faltaba sacar más rendimiento en el área en forma de gol o de Penalti Córner y al descanso el marcador tampoco se movió.

Tras el descanso, primer Penalti Córner para España, pero el tiro de Marc Miralles se fue desviado a la izquierda de David Harte. Gran oportunidad en el minuto 33. Una bola le llegaba a Marc Reyné delante del portero, pero, tras controlar, no pudo conectar para batir al guardameta. Dos minutos después, España reclamó un nuevo PC y el Video Umpire le dio la razón. Tiró Marc Miralles, paró el defensa Lee Cole bajo palos, pero Rafa Villalonga entraba con todo para aprovechar el rechace y empujar la bola para subir el 1-0 al marcador. Quique González provocó un nuevo PC en el 39 y Marc Miralles lo supo transformar disparando entre el portero y el bajo palos para aumentar a 2-0 la ventaja en el electrónico. Se estiraba Irlanda buscando recortar distancias, pero la retaguardia española no pasaba apuros y seguía marcando el tempo del encuentro.

En el último cuarto, Quique González provocó un nuevo PC en el 48, pero en esta ocasión sin fruto. España no se tiró atrás y mantenía su planteamiento táctico a pesar de la renta de dos goles. A punto estuvo de sentenciar el encuentro Chefo Basterra en el 56, pero el portero irlandés estuvo acertado saliendo rápidamente para tapar huecos. A falta de tres minutos, fue Irlanda la que dispuso de un Penalti Córner, pero de nuevo Luis Calzado estuvo brillante con dos intervenciones de mérito. La absoluta masculina supo mantener la calma y la portería a cero y los segundos pasaban hasta el pitido final, en el que la alegría por la clasificación  estalló en el campo, en el banquillo y en la grada.

Max Caldas, seleccionador de España: “En este tipo de partidos claramente quieres ganar, pero tienes que confiar sobre todo en los procesos hechos antes. Es muy raro jugar tan bien un partido tan definitorio, como equipo e individualmente. Esto es una señal de madurez. Ahora hay que disfrutar este éxito con las familias. Nos hemos ganado el derecho de estar en unos Juegos Olímpicos como España, como grupo. Hay mucha gente involucrada en esto. Y ahora, el domingo, vamos a intentar ganar a los belgas”.

por fmhockey